Nosemosis ¿La culpa es de las flores?

Nosemosis: las flores son las culpables?

Las flores pueden tener un rol importante en la diseminación de enfermedades de las abejas como la Nosemosis.

En búsqueda de las causas del Síndrome del Colapso de Colonias, que ha causado estragos en el mundo, un estudio de la Universidad de California-Riverside dice que las flores podrían actuar como plataformas para parásitos de las abejas.

Mientras que algunos ambientalistas se han conformado con rápidamente atribuir el problema al uso de pesticidas neonicotinoides, los investigadores siempre han dicho que debían hacerse más estudios y que se trata un problema multicausal.

Esta nueva investigación destaca además que parásitos tales como Nosema apis y Nosema ceranae, causantes de la enfermedad conocida como Nosemosis, pueden afectar la salud no sólo de las abejas melíferas sino también de otros polinizadores, como los abejorros y abejas silvestres.

La Nosemosis, como sabemos, puede producir letargia, diarrea y trastornos intestinales, colapso de colonias y hasta la muerte de la reina en colmenas severamente afectadas.

Contrariamente a lo que popularmente se cree, la Nosemosis no afecta solamente a la abeja melífera sino que también lo hace con otras especies de abejas silvestres, abejorros, etc., de forma que tal que diferentes insectos que pecoreen la misma flor pueden transmitir la infestación a distintas poblaciones, según dice el investigador Peter Graystock, investigador jefe del departamento de Entomología de la UCR, y según lo han comprobado investigadores argentinos.

Este estudio nos recuerda que la transmisión y dispersión de enfermedades parasitarias no ocurre exclusivamente dentro de la colmena, sino que también ocurre en el ambiente. Y la infestación no ocurre solamente entre abejas melíferas sino que puede también ser inter-específica, por ejemplo, de abejorro a abeja o viceversa.

Además, los apicultores deberían tomar conciencia de que al mover colmenas de una zona a otra siguiendo las floraciones también se están dispersando parásitos, aunque sea involuntariamente, y así pueden contaminarse nuevas zonas. Esto podría acarrear un efecto negativo sobre los insectos polinizadores locales. Porque un apicultor puede hacer tratamientos sobre sus colmenas, pero la incidencia de estas enfermedades sobre los insectos silvestres podría ser devastadora.

Y ¿qué sucede con las flores de corte importadas?

De manera similar, la industria de flores para corte puede ser un factor de dispersión de patógenos. Una vez que las flores se abren y comienzan a ser visitadas por polinizadores pueden convertirse en una fuente de parásitos. Luego, estas flores son cortadas y transportadas a otras áreas geográficas donde pueden introducir por primera vez o incrementar la prevalencia de enfermedades apícolas.

4 Consejos para minimizar la dispersión de enfermedades:

  1. Tener mucho cuidado al introducir abejas sanas en áreas conocidas por tener abejas enfermas.
  2. Evitar tener muchas abejas en un mismo lugar para evitar el “tránsito pesado” sobre las flores y así minimizar la transmisión y el contagio.
  3. Los agricultores y el público en general pueden intentar aliviar el problema manteniendo en una mayor diversidad de flores para de esta manera evitar los períodos de escasez donde muchas abejas se ven obligadas a pecorear sobre las mismas flores.
  4. Los apicultores deberían monitorear Nosema sp. frecuentemente y evitar mover las colmenas afectadas de Nosemosis. Aunque las buenas prácticas de manejo puedan mantener estas colonias vivas y productivas, son potencialmente dañinas para otras colonias.

Fuentes:

http://www.capitalpress.com/Research/20150810/study-flowers-can-spread-harmful-bee-parasites

Abejorros nativos sudamericanos infectados con Nosema ceranae (en inglés)

¿Qué opinas de esto? ¿Monitoreas Nosema en tus colmenas antes de moverlas? ¿Habría que preocuparse por los polinizadores nativos silvestres tanto como por las abejas de nuestras colmenas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *